Alarmante el número de vírgenes en Japón, declara gobierno

Japón posee problemas demográficos que son de dominio popular. En un intento por reducir la edad media de la población, la más elevada del mundo, y los índices decrecientes de nacimientos, el gobierno japonés ha venido implementando una serie de medidas para estimular los matrimonios y la fertilidad.

mujeres-japonesas-en-kimono

Sin embargo, pareciera que las acciones no han surtido el efecto buscado. Según el Japan Times, una investigación hecha con japoneses de entre 18 y 34 años de edad reveló que el 42% de los hombres y el 44% de las mujeres eran vírgenes. Este estudio, conducido por el instituto nacional de población y asistencia social, se realiza cada cinco años y la recolección de datos arrancó en 1987.

Otro dato preocupante encontrado en este censo es el bajísimo número de hijos entre parejas que han estado unidas durante más de 15 años.

Tras la divulgación de los resultados, el gobierno japonés anunció que pretende elevar, hasta el 2025, el índice de natalidad del país de 1.4 a 1.8. Para lograrlo, el primer ministro Shinzo Abe ha venido anunciando una serie de medidas para mejorar los servicios de guardería e incentivos fiscales para los matrimonios, aunque dichos programas aún no rinden mejoras estadísticas concretas.

La mayoría de los entrevistados responde que planea casarse en algún momento de su vida, pero sin una previsión concreta. “Ellos, eventualmente, quieren juntar sus cepillos dentales. Pero la idea es desechada porque existe una diferencia entre los ideales y la realidad”, aseguró Futoshi Ishii, investigador jefe del estudio. “Por eso es que los matrimonios son tardíos o nunca suceden, lo que contribuye al bajo índice de natalidad en el país”, complementa.

Pese a los resultados, el censo apunta una tendencia alentadora. Por primera vez, el porcentaje de mujeres que regresó al trabajo después de culminar su embarazo rebasó el 50%, un dato importante dado el carácter patriarcal de la sociedad japonesa.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *